La Soda De La Noche: 5 de Septiembre: Nace Freddie Mercury
Lunes a Viernes de 7:30 PM a 10 PM Por Planeta 105.3 FM - CARACAS, VENEZUELA

5 de Septiembre: Nace Freddie Mercury

Freddie Mercury
Un grande, el titán de la innovación musical. Un campeón, el creador de aquella mítica Rapsodia Bohemia, aquel al que nadie parecía poder parar, hasta que el 24 de noviembre de 1991 una bronconeumonía causada por el sida que padecía impidió que siguiera creando, que hoy cumpliera 65 años.
No obstante, hay algo que solo sucede con las verdaderas glorias: su legado persiste a pesar de que ya se haya ido. Es por eso que te invitamos a conocerlo más a fondo.


EL GENIO DE UN PAÍS LEJANO
Farrokh Bulsara, quien luego cambió su nombre al de Freddie Mercury, nació en la localidad de Zanzíbar, en Tanzania, aunque fue criado en la India.
Orgulloso de su ascendencia persa, el líder de Queen practicaba la religión zoroástrica, la cual está basada en las enseñanzas del profeta iraní Zoroastro y que reconoce como divinidad a Ahura Mazda, considerado por los creyentes como el único creador. 


NUEVO NOMBRE, NUEVA VIDA
Cuando tenía 8 años, Farrokh fue enviado a estudiar a un internado ubicado cerca de Bombay, en la India. Allí fue cuando empezó a ser conocido como Freddie.
Cuando tenía 17 años, la llamada Revolución de Zanzíbar obligó a los Bulsara a huir de su país natal con rumbo hacia la lejana Inglaterra. Allí el cantante estudió diseño en la universidad de West Thames, habilidad que le serviría para años después crear el emblemático logotipo de Queen.
Trabajó en un aeropuerto, vendió ropa usada, participó en dos grupos. Cuando el último de ellos se disolvió, decidió crear a la reina de la música, Queen, tras conocer al guitarrista Brian May y al baterista Roger Taylor. En ese momento el grande decidió dejar a Farrokh Bulsara en el pasado. El nombre con el que cambiaría el mundo sería Freddie Mercury, porque según el mismo dijo tenía “poder”.
El apellido habría sido escogido por la canción “My Fairy King” (“Mother Mercury, look what they’ve done to me”, rezaba uno de los versos de la misma). Había nacido una estrella. 

INIGUALABLE VOZ
Su voz parecía la de un encantador de serpientes, diferente, única, poderosa. Sin embargo, el vocalista de Queen habría padecido de nódulos vocales y afirmó nunca haber tomado clases de canto. A pesar de eso, su voz, según indican los expertos, recaía en el rango de barítono, aunque usualmente cantaba bajo el registro de tenor. 

HOMBRE RESERVADO
Freddie casi nunca daba entrevistas. Su hermetismo asombraba en una época en la que los medios deseaban retratar aquella vida loca en la que sus dioses musicales vivían imbuidos. “Soy famoso por no hablar con la prensa”, decía él orgulloso. Es que era un hecho, le encantaba ser diferente. 

LA MUJER DE SU VIDA
Es verdad, Freddie Mercury tuvo múltiples relaciones homosexuales; sin embargo, tuvo una larga historia con Mary Austin, a quien le dedicó canciones como “Love of my life” y en su testamento le legó (a Mary y a su hermana Kashmira) la mayor parte de sus bienes, además de los derechos de autor de sus canciones. 

RUMOR ESCABROSO
Los fanáticos de Mercury afirman que esta historia es real y los entendidos lo confirman. Según estos, Mercury solía ir al puerto de Italia, les entregaba un tentador fajo de billetes a los estibadores y procedía a reclamar sus servicios sexuales. Sin embargo, este no pasa de ser un rumor; si es cierto o no, probablemente jamás estemos seguros. 

SOLO LO ACEPTÓ A HORAS DE MORIR
Freddie Mercury tenía sida, pero se negaba a decirlo públicamente. Según su última pareja, Jim Hutton (con quien estuvo desde 1985, aproximadamente), el cantante habría contraído el mal en 1987. Él lo negó en una entrevista.
La prensa especulaba, cada vez se le veía más enfermo. Finalmente, decidió decir su verdad. El 22 de noviembre de 1991, Freddie llamó al manager de Queen, Jim Beach, y le pidió redactar un comunicado público:
“Siguiendo la enorme conjetura de la prensa de las últimas dos semanas, es mi deseo confirmar que padezco sida. Sentí que era correcto mantener esta información en privado hasta el día de la fecha para proteger la privacidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado la hora de que mis amigos y seguidores conozcan la verdad y espero que todos se unan a mí y a mis médicos para combatir esta terrible enfermedad. Mi privacidad ha sido siempre muy importante para mí y soy famoso por prácticamente no dar entrevistas. Esta política continuará”, rezaba el anuncio. Freddie murió el 24 de noviembre de una bronconeumonía provocada por dicho mal. 

COMPARTIENDO UN DESTINO TRÁGICO
Su compañero final, aquel que estuvo con él hasta que se fue, Jim Hutton, se quedó sin su hombre y terminó compartiendo su destino. En el 2010, también falleció de sida. 

¿DÓNDE ESTÁ SU TUMBA?
Freddie Mercury, el reservado, el kamikaze en el escenario que luego prefería callar, decidió que la opinión pública no conociera dónde estaba su tumba. Se rumorea que al morir, Mary Austin, la mujer de su vida, esparció sus cenizas en el lago Lemán, en Suiza. Ese sería el último escenario del grande.

LO QUE DEBEMOS SABER
Tal vez alguno de estos datos te haya sorprendido. Sin embargo, sea como sea, lo más importante y lo que todos conocemos (o deberíamos conocer) sobre él es su legado musical. Las canciones que marcaron décadas: “Bohemian Rhapsody”, “Another One Bites the Dust”, “Don’t Stop Me Now”, “Killer Queen”, entre tantas, tantísimas otras. Queen cambió el mundo de la música. Mercury transformó nuestros gustos y nos enseñó que los límites no existían. Por eso hoy celebramos su cumpleaños, porque el buen Freddie es, sin duda, una leyenda de carne y hueso.